Etiquetado y Trazabilidad

La Propuesta de Reglamento de la Unión Europea sobre trazabilidad y etiquetado de OMG busca crear una “red de seguridad” en caso de que se produzcan efectos adversos, por lo que es necesario conservar y transmitir toda la información sobre los OMG y los productos obtenidos a partir de estos en cada fase de su comercialización.

La trazabilidad, pues, es la capacidad de seguir la traza o rastro de los OMG a lo largo de las cadenas de producción y distribución durante todas las fases de su comercialización en los distintos productos alimenticio.

Por lo tanto, la Comisión Europea considera que este flujo de información sobre el proceso de producción del alimento debe aparecer en la etiqueta del producto final. Un eficaz sistema de trazabilidad facilita además el control y la comprobación de las indicaciones de la normativa.

Se define como ingrediente cualquier sustancia, incluidos los aditivos, autorizada en la fabricación y/o preparación de un producto alimenticio y que se encuentra presente en el producto acabado eventualmente en una forma modificada.

Según el Reglamento 1829/03, pues, todos los productos derivados de OMG, hayan sufrido o no un proceso de transformación que elimine el ADN o proteína modificada genética, están sometidos por igual a las reglas del etiquetado y por tanto debe quedar informado en el producto.
Como consecuencia de dicho reglamento, los proveedores deben conocer si los productos que comercializan son OMG y por tanto, si se da la situación, deben poder informar a sus clientes si desconocen el origen botánico de sus ingredientes y si han sido modificados genéticamente.

Los alimentos que quedan excluidos del etiquetado y por tanto, de la trazabilidad, son los productos que no se han producido a partir de un OMG: esto implica, pues, los productos de origen animal (leche, carne, huevos, grasas, …) procedentes de animales alimentados con alimentos modificados genéticamente, puesto que el animal en sí no ha sido modificado genéticamente; o los microorganismos modificados genéticamente no presentes en el producto final.

- Productos con ingredientes simples modificados genéticamente:

“Modificado genéticamente”

“Producido a partir de [nombre del ingrediente] modificado genéticamente”

“Este producto contiene [nombre del organismo] modificado genéticamente”

 

-Productos con ingredientes compuestos modificados genéticamente: en el caso de que un ingrediente compuesto tenga en su composición un ingrediente producido a partir de un OMG, la mención de dicho ingrediente debe ir acompañada de:

“Contiene (X ingrediente) producido a partir de (Y ingrediente) modificado genéticamente”